sábado, 4 de marzo de 2017

La fractura

Nádia Maria

Sin embargo, hermana, escribiste el deseo y la clavícula arañada, escribiste la sal con aderezo y cura.


No hay comentarios:

Publicar un comentario