domingo, 19 de junio de 2016

Por qué el miedo no tiene boca

Alfred Kubin



El resto es silencio.
Angélica Liddell

1 comentario:

  1. He cerrado el otro blog. Me he visto la necesidad de cerrarlo porque ya no tiene posibilidad de prolongarlo. Estoy triste con la poesía. Llevo días en que escribir no me hiere. La herida necesita abrirse de nuevo. La duda es cuándo.

    ResponderEliminar