martes, 11 de agosto de 2015

Mi corazón es una fruta o el cráneo de papá

Mi corazón es una fruta o el cráneo de papá.
No quiero arrancármelo porque parece que quiero morir y no es así.
Ahora mismo estoy en la cama preguntándome si lo que siento
en mi estómago
son avispas ahogadas en un tarro de azúcar.
Puede que sintácticamente mi corazón no entiende de letras ni de cadáveres.
No sé si quiera que un pájaro se meta en mi vagina
y se enamore de la sangre que derraman las estrellas.
No sé si quiera que un caballo se coma las células de la infancia.
No lo sé porque puede ser que dentro de mi cerebro
hay un matadero de hormigas
o una niña mutilada en la playa.
Hoy he visto en la tele que algunos tíos mataban palomas
porque querían entrar en una cabina de porno
y preguntar a los actores qué es la soledad.
Después, entro en mi habitación
mi cuerpo se incendia  de bombas y flores.
No me  quiero esconder de lo sintácticamente podrido.
Llevo trenzas de plástico y quiero vomitar en la cama.
Para sentirme cansada.
Cansada de ver sombras que se masturban
del cielo nublado
de las avispas que en pocos minutos se ahogan
de las estrellas que nunca duermen.
Cansada de que los niños quieran volar
de  aprender sintaxis para describir mis sentimientos
mis sentimientos que no son actos
que no están en presente
mis sentimientos fugaces que se caen de mi boca
que están a punto de caerse de la cama.
Solo me quedo en bragas para sentir que el invierno
no me susurra entre mis piernas.
Quiero que el invierno deje de decir
que soy una niña con una boca que es una trampa para ratones
que deje de decir que mi corazón  es un trozo de queso curado
que mi vagina es un corazón que tapa a otro corazón
que se quiere esconder de lo que mañana será verbo
y otro día dos dedos que acaban de tocar una avispa 
que no está ni viva ni muerta.



3 comentarios:

  1. O una fruta madurando entre las piernas.

    Saludos ;-)

    ResponderEliminar
  2. O una fruta madurando entre las piernas.

    Saludos ;-)

    ResponderEliminar
  3. Me gusta mucho cómo escribes. Me quedo por aquí. :)

    ResponderEliminar