jueves, 2 de abril de 2015

El peor crimen al amor es preguntarle qué significa

Cambiamos de significado para sentirnos más cerca uno del otro.
No necesitamos la semántica para comprender lo que es el discurso pornográfico.
No necesitamos  la droga para ser peores personas.
Ya está el final del quinto acto.
La tensión dramática.
Una mancha roja en mi vestido de margaritas.
El orgasmo.
La escopeta en tu boca.
Vomito alquitrán.
Alguien ve cómo la niña se suicida en una casa de putas.
Mi vestido se venderá en una tienda de animales.
Nadie pidió que me amara en serio.
Me follé mal sobre el respaldo de una silla.
La metáfora no existe en este mundo feliz.
El peor crimen es hacerle al amor una bandera.
El ciervo besa mi coño lastimado.
El médico me suena el hocico de azucenas. 
Le pregunto si seré siamesa del olvido.
No me responde.
El verso no es real.
En la iglesia encuentran al soldado que se suicidó.
En la chimenea blanca la niña orinó un poema,
tras una fiesta donde los niños se casaban sin
que sus padres lo supieran.
Veo en el altar una gaviota sin alas.
La luna agarra con unas tenazas la campanilla de mi boca.
Toso y vomito de nuevo, pero esta vez, moras que comí cuando tenía cinco años 
y no se podía vender el universo. 
¡No pude hacer nada!
Me equivoqué de escena.
Me equivoqué de lenguaje.
Solo puedo decir que el mejor amante es el que no sabe llorar.
Y yo no he sido la mejor amante.
Los caballos huyen en cubos de basura.
Él no sabía que los niños se casaban de luto.
La luna tiñe las piedras del camino de rojo y miel.
La cigarra se despierta en los ojos de una mula enferma de leche.
Oigo navajas.
Las pencas se manchan de blanca ceniza.
Los niños bailan en un cortijo de cera.
Cinco años no son suficientes para conocer la muerte.
En el aljibe oigo cantar un coro de lombrices.
Veo a los planetas vestirse de coronas de espino.
¡No pude hacer nada!


4 comentarios:

  1. recordé:

    "Busco himnos poco difíciles
    pero el amor no tiene ninguno"

    Anne Sexton


    besos, bella

    ResponderEliminar
  2. Hermosos versos de Sexton, tan ciertos que se me clavan, un abrazo

    ResponderEliminar