viernes, 8 de agosto de 2014

Sueños leprosos (IV)

Tú hablas de la anestesia como la biblia de las heridas blancas.
Tienes un gato en tu vientre de libélula.
Un sueño con hormigas verdes.
Me descuartizas en la época victoriana 
en un zoológico.
Un sueño con costillas azules de hiena.
Pierdes el seno de tu madre desmenuzada por una osa
de mármol.
La araña se ceba de tus intestinos de pájaro.
Yo te imprimo el espejo de mi luto
a todos los pájaros que creíste 
sagrados cantando jaulas de morfina.
Las moscas bailan retorciéndome el saco
de mis vísceras manchadas de sintaxis de la bondad.
Puede que la ciudad te vomite en la cama del hospital
las pirámides de mis perros tristes 
el triángulo de mi sexo triste.
Me dices que parezco a una princesa de China
que comía mariposas en las venas ácidas de las montañas.
Me dices que parezco a Dido comiéndose de su pecho
las flores asadas, una ofrenda para los cerdos de mármol.
Me dices que parezco a una golondrina de gas 
que arrancaba tus pestañas de noche naranja.
Tienes la premonición de que los médicos van a inyectar 
una vacuna mortal a los personajes de Disney.
Tienes la premonición de que tus dientes serán embalsamados 
como un tesoro o armas de guerra. 
Y yo tengo las pirámides de mis ojos tristes 
con los que no me darás la estación de un corazón grasiento
no me darás la tumba de una diosa de mar ardiente de color eterno.
El gato se volverá un poeta loco de mi vientre triste.
El gato me devolverá el verbo de la apatía.
El gato o tu gato me devolverá el sincero abrazo del amor.
Tu gato me arañará con dinero de aluminio. 
Viajas hasta llegar a un planeta al que llamas Adolescencia- sin-Oxígeno.
Mis bragas están en los cubos de basura que son máquinas de escribir 
cuerpos geográficos de mi infelicidad.
No creo que los ángeles vayan a contaminar con sus labios de hielo
el jardín de los perros que hay en tu garganta.
Los bomberos me sacarán con tu cadáver ardiendo de fiebre humana.
Los bomberos devorarán nuestros cuerpos tatuados de espejos
silencios y bombas de nieve. 
Ha sido un sueño con la anestesia que muerde tus genitales de cuarzo.
Ha sido un sueño donde he sido todos mis cachorros de una tristeza floral.







No hay comentarios:

Publicar un comentario