sábado, 28 de junio de 2014

Masturbando el horizonte

Amputación                    belleza sonora
el corazón llora                         belleza sucia
llora ballenas que se disecan en tu cuerpo prostituido por el poema.
Baudelaire amputa mis pies.
Baudelaire muerde el pétalo no podrido.

Putrefacción                   sombra que ladra flores de nieve.
Arden mis costillas                  la liebre muere en el orgasmo.
Tu cuerpo prostituye la historia de mis glóbulos muertos.
Glóbulos muertos [poemas esnifados por el cemento].

Baudelaire me lava el pelo.
Un gusano se retuerce por la calor de mis muertos.
Baudelaire me dice
que el espejo es la enfermedad de la noche.

Blanco frío                 láudano
el verbo entre cuerpos devorándose
la fornicación de los huesos  pálidos de fuego
o la fornicación de las noches que buscan sus cadáveres
en el poema.

El poema se hizo verbo respirando la muerte.
La belleza se hizo carne amputada
víscera o llanto
                            célula o mar.

Mar de litio. Me quema el pelo. La orina es negra.
Me lleva a un cubo de basura           las mariposas han orinado
sobre lo que sería mi tumba.
La nieve arde.                             Me diseco en la caída
en el borde de la llama o del sol que amanece en mis pulmones.

Baudelaire supo anestesiarme.
Los pájaros han defecado sobre el frío de una sala de operaciones.
La niña ha ladrado como la pequeña Sylvia.
Caen venas en las venas.

Escupo el mar viscoso de la soledad.
El mar se enferma.
En mi boca suena una ambulancia de abejas.

Miel agria. Se deshidrata la arteria de la luz.
El silencio es un feto limpio en mis dientes.
Ya no vomito. Hay gasas humedecidas por mi sangre blanca.

Las escamas del aire me congelan. El espejo ladra.
El yo se come a mi amante.
Baudelaire huye.

Pies en el vaso vacío. Temblor que arde o cuchillo. Pájaro o la inmortal.
Amantes o gusanos. Yo o. Muerte o.
Mi boca ha eyaculado pájaros que ladran versos masturbando el horizonte.






1 comentario:

  1. Hermosa! Si pizarnik viviera yo te besaria la.boca.con locura. Nunca termine de leer tu poemario que me enviaste por mail. Te mando un abrazo cruzando el mar como si te conociera.

    ResponderEliminar