lunes, 28 de abril de 2014

Madre caníbal

Siento en la punta de la lengua el sabor salado de la cuchilla de afeitar. Lengua decapitada de caballo. Niña muda, mientras la sangre está hablando entre mis piernas. Mi cuerpo ya desangrado es devorado por los dientes de mi madre. En realidad soy carne picada, líquido de estómago y abono para las ovejas.




Es un texto breve en prosa que escribí ayer y que ha sido utilizado para la introducción de una  exposición de mi grupo de clase sobre  "Texto artístico y texto literario".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada