lunes, 24 de marzo de 2014

Excitación lila.

Lila mi pecho inseminado de preguntas,
el vientre sujeta a los poetas apócrifos,
a los poetas que me hicieron tajadas
de carne y las clavaron con chinchetas
a un árbol blanco de sangrías,
de hemorragias abstractas de la imaginación.
Te excitas con este pecho lila
que ha hurgado tu imaginación hasta leer
el llanto de un recuerdo infantil
sobre amoricidio maternal.
Serás un náufrago de tu excitación.
La soledad será lluvia de oro en tu oído,
perderás el equilibrio,
y el sistema nervioso
que corrobora tu existencia
sobre mi piel.
Amanecerás con mi pecho lila
cuyos gusanos los odiarás
por hurgar tu muerte
en una isla de leche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada