domingo, 29 de diciembre de 2013

El agua se describe a sí mismo

El agua se llena de imágenes
vomitando flores
vomitando mi cara
para que coja el vaso
y me hunda en el espejo
que me señala que estoy
detrás del sol
para equivocarme de luz
para equivocarme de estómago
cuando esté descansando con los pájaros 
en mi garganta.

Este poema pertenece a un breve poemario inédito que escribí durante septiembre y que está guardado en mi ordenador.

viernes, 27 de diciembre de 2013

Me duele la boca

Me duele la boca bajo el agua,
camino con piedras,
los peces no se salvan.

Al quitarles las raspas
no me siento feliz.

He cruzado el puente
y no puedo dejar atrás el viento
que me dice quién soy
en cualquier momento.

Me duele la boca
y el agua tapa mis párpados
y es ahí cuando el viento escucha mi nombre
desnudándome para siempre.

miércoles, 25 de diciembre de 2013

Títulos de posibles poemas comestibles (II)

Violación alimenticia

Frutas podridas en la cama

para recordar que ya no soy una niña

Pescado en pesadillas no contadas a dios


Preguntas retóricas que no alimentan nada.

Ni la tristeza se alimenta a sí misma

Mientras los supermercados están vacíos

haces el amor con tu estómago vacío de nieve

Masturbación en la página 108 manchada de ketchup


Rodillas untadas de nocilla

para celebrar mi nacimiento de luz

Existencialismo en mi plato de espaguetis


Cabezas automedicadas por comer finales empalagosos


Cocino las musas de Ovidio


Intoxicación de claveles en mal estado


Chupetes de caramelo para decorar mi esquela


Inspiración de la anatomía de un colibrí  es morir de ilusión


Asfixia por meter uvas en mis pulmones. Un intento de escribirme

Estómago de ausencia o de niña pálida






jueves, 19 de diciembre de 2013

Aprendo a hervir mi reflejo

Hiervo mis pestañas como pétalos de lilas.
Mi nariz está plastificada.
Soy un maniquí conocida por los hombres sin pies,
escucho el agua
y la pared se hace herida,
mis manos no me encuentran,
el humo, el hilo rojo y la última gota
se desperdician.

Nadie me quiere tocar,
el miedo me hace pared.
Creo que mi boca pesa como una panteón,
como un vaso lleno de retinas blancas,
de una conciencia hundida,
con la verdad en forma de desierto
que se reblandece como mis piernas.
Solo me permito soñar que me pudro
alrededor de maniquíes
que imitan tanto las noches como las piedras
que guardan la palabra.

Ladra el suelo,
tumbada con el rostro hervido,
con las sombras raspando el espacio,
oigo el crujido de los insectos,
poco a poco se convierten en polvo
en las manos de los ángeles.

Monstruos con la boca seca
se miran a través del agua caliente,
con las cejas depiladas,
sujetando el silencio
y los espacios de cada palabra
que llaman hemorragia a la sangre
que sale de mi mente
de cáscara rota
y líquido blanco,
que me hunden hasta gritar
en el espejo que toca mi costado
el perdón a los vivos
como este punto existente
entre mis pies.

martes, 17 de diciembre de 2013

Batido de fantasmas

No me quedan años para dormir.
He cultivado tantos árboles de cenizas
que mi hierro se adelanta al espejo
y no me devuelve el fantasma
cuyo rostro se prostituye solo de día.

domingo, 15 de diciembre de 2013

Zumo de naranja

Me lo tomo imaginándome a la niña
que no aguantó no respirar 
veinte segundos bajo el agua
mientras a los muertos 
no les duele respirar.

viernes, 13 de diciembre de 2013

Zumo de tomate

Un cuchillo jamonero
en mi pecho.
Me desangro
y el cerdo me habla de intestinos gruesos 
y me los imagino
colgando de las nubes 
de un crepúsculo,
colgando mi cuello.
Y el cerdo me habla de la luna
y me río,
mis dientes caen sobre mi vientre
y no lo entiende.
Me señala las varices de lo que seré:
una radiografía
en la que se ve un fondo de amapolas
bañadas en lejía.
Y me dice que no sé vomitar
que lo que he estado haciendo
ha sido ladrar a mi padre.

Tercera lista de batidos

Batido de sedantes.

Batido de óxido.

Batido de costuras con la palabra nube
en mis piernas.

Batido de hierro bajo.

Batido de hemorragia nasal.

Batido de trombosis.

Batido de herencia.

Batido de correspondencias.

Batido de araña que hilvana pulmones.

Batido de traumas.

Batido de síndromes de Disney.

Batido de Plath.

Batido de Hughes.

Batido de cuervo.

Batido de betacismo.

Batido de metátesis.

Batido de anestesia local.

Batido de La fase de rubí.

Batido de sinestesia.

Batido de niña-muerte.

Batido de Mickey Mouse.

Batido de amapolas no azules.

Batido de tiroides.

Batido de diabetes.

Batido de silla eléctrica.

Batido de silicona.

Batido de sibilantes.

Batido de coma literario.

Batido de aborto de poemas.

Batido de zapato de papá.

miércoles, 11 de diciembre de 2013

Zumo de piña

Zumo de piña sin colar.
Los pinchos agujerean el sol,
dejan una lluvia solar
en la garganta
y producen úlceras
a quién intenta ser olvido.
Es verano en mi páncreas.
Sed de quién intenta
manchar de adolescencia verbal
mis costillas.

martes, 10 de diciembre de 2013

Zumo de grosellas

Arrancadas están las mejillas del sol.
El sudor duele.
Orgías con cuerpos transparentes.
Arrancadas están las mejillas de la infancia,
masturbando las sábanas.
Todos miran
como mis mejillas se corren.
Yo las miro construyendo
una torre de Babel
sobre mis muslos.
Las lenguas se raspan.
Racimo silvestre.
Inmigran los pájaros
del fruto
para llorar
el universo.





lunes, 9 de diciembre de 2013

Títulos de posibles poemas comestibles (I)

Amapolas fritas

Síndrome de Rapunzel

Tijeras para un estómago cerrado
o gas para un estómago abierto

Cenizas de un pollo hambriento

Sobras de Serbian Film

Saturno también me devoró en un sandwinch sólo
con lechuga

Omnívoros ahogados en el fregadero

Gargantas de emergencia

El universo gotea caramelo

Mi pecho se alimenta de gramática latina

Ophelia se opera de la garganta

Pornografía en mi cicatriz de agua

Tumbas hechas de frutas del bosque

Hombres untados de mermelada de naranja desaparecidos

Soy digestión en potencia

Piernas de azúcar sobre mis piernas de leche

Estómagos de Romeo y Julieta edulcorados

Tarta genital poética

Alimentos literarios no transgénicos

Puré azul 

Poema integral

Sadomasoquismo vegetariano

Dieta a base de haikus

Caníbales muertos por la ingestión de pastillas de Almax

sábado, 7 de diciembre de 2013

Batido de chocolate

Mañanas de barro.
Me lleno
y los gatos huyen de mí.
Mañanas de celo.
Me bebo
y los gatos arañan
mis piernas de dios,
me visten de animal salvaje
desde el silencio.
Sólo quedan vasos
mamando de la enfermedad
y del vacío.
Mañanas de leche.
Me lloro
y los gatos se visten de dioses
sobre mi cara.

viernes, 6 de diciembre de 2013

Segunda lista de batidos

Batido de erotismo bizantino.

Batido de pies de bailarina clásica.

Batido de faldas de tul.

Batido de sobredosis.

Batido de radiografías de estómago.

Batido de agujas hipodérmicas.

Batido de dioses griegos.

Batido de Judas.

Batido de insomnio absoluto.

Batido de Munch.

Batido de hiperrealismo.

Batido de náuseas literarias.

Batido de Los caprichos.

Batido de Saturno comiéndose sus hijos.

Batido de horno.

Batido de pestañas en el mar.

Batido de laberinto.

Batido de número Pi.

Batido de Noches lúgubres.

Batido de Ariel.

Batido de Electra.

Batido de Baudelaire.

Batido de escarabajo.

Batido de pulsión de muerte.

Batido de surrealismo.

martes, 3 de diciembre de 2013

Batido de manzana

La niña se come una yegua
sangrando su ombligo.
La he llamado
para que se coma mis piernas
para hacer un vestido
de color verde neón
y así parecerme 
el silencio de un bisturí
o la sal que hace inmortal
el mar.
Pero mi cara ya es verde
y mi corazón de vaca,
una ciudad de libélulas.
No sé el color de mi cuerpo.
No sé si soy.

lunes, 2 de diciembre de 2013

Batido de vainilla.

Luna exprimida.
Sueño no-asfixia.
Andar con los zapatos de mamá.
Ir al médico con los ojos de mamá.
He manchado mis rodillas de talco
para sonar infancia.
Quiero ser leche
en vez de morir como mamá.