jueves, 28 de noviembre de 2013

Batido de cerezas

Me entierro.
Con saliva o sin ella.
Hay un agujero 
que abre mi estómago hasta el infinito.
Gemelas manchas
u ovarios nutridos 
de apocalipsis y amor neutro,
intentando lamerse la lengua.

2 comentarios:

  1. que batido tan raro... siempre me sorprenden tus poemas.
    Besos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, sí lo es. Es divertido crear imágenes inspirándose en unas cerezas.

    ResponderEliminar